Lentejas vegetarianas

Una receta de lentejas para vegetarianos y veganos con la que conseguirás un caldo cremoso y delicioso para mojar pan. ¡Hoy comemos sano, fácil y bien rico!

Receta de lentejas vegetarianas

Ingredientes para preparar lentejas vegetarianas

  • 400 gr. de lentejas
  • 1 hoja de laurel
  • 2 patatas
  • 2 zanahorias
  • 1 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • Pimentón dulce
  • Pimienta negra molida
  • Aceite de oliva
  • Sal

¿Cómo preparar lentejas vegetarianas?

  • Para preparar las lentejas debemos porner en remojo las lentejas durante, al menos, doce horas.
  • Llegado el momento, ponemos una olla al fuego y añadimos un poco de aceite de oliva. Pelamos la cebolla y la agregamos troceada dentro de la olla. Pelamos las patatas y las troceamos también para añadirlas junto a la cebolla.
  • Agregamos la zanahoria pelada y troceada en la olla de las lentejas vegetarianas y removemos todo para que no se queme. Echamos el diente de ajo machacado y un poco de sal y de pimienta negra molida.
  • Añadimos las lentejas escurridas dentro y cubrimos todo con agua. Echamos también la hoja de laurel.
  • Cocinamos las lentejas durante 60 minutos, teniendo cuidado de que no se quede el guiso sin agua en ningún momento de la cocción.
  • Cuando las lentejas estén cocidas, sacaremos de la olla un cazo de zanahorias, otro de cebolla y otro de caldo y lo que "pillemos por el camino", y lo trituraremos aparte. Luego, lo volveremos a echar en la cazuela, removeremos, y así conseguiremos que el caldo de las lentejas quede más denso.
  • Foto orientativa: Lablascovegmenu
Nota del autor:

Si no has puesto las lentejas a remojo y quieres hacer este plato, no pasa nada, puedes echar las lentejas en agua templada 20/30 minutos antes de echarlas a cocer, o cuécelas directamente, sólo tendrás que aumentar un poco el tiempo de cocción y la cantidad de agua.

Si las haces en la olla a presión u olla rápida, el tiempo de cocción de las lentejas vegetarianas se reducirá a casi la mitad.

Si queremos aportar un toque picante y sorprendente, sólo tenemos que añadir una guindilla picada justo en el momento en el que añadimos las lentejas a la olla.